Medellín espera que 2015 sea el año de los grandes retos y la consolidación de la Cultura de la Innovación

3170086644_66a6a4287c

El 2015 será un año de grandes retos y en el que esperamos consolidar el trabajo que se ha venido haciendo y de esta manera desatar en forma definitiva la innovación en Medellín. Considero que hay dos grandes vectores en la estrategia que estamos proponiendo para la ciudad: circulación de más dinero y circulación de conocimiento en torno a la ciencia, la tecnología y la innovación – CTi. El primer vector, la circulación de más dinero, implica de manera tácita que desde el sector privado se invierta más en el desarrollo de nuevos productos, procesos y servicios. Para que en este sentido el logro sea completo, todo lo anterior debería hacerse, de manera ideal, aprovechando al máximo las capacidades actuales de nuestro ecosistema de innovación. Hoy nuestra ciudad cuenta con buenas capacidades para la ciencia, la tecnología y la innovación en áreas como: propiedad intelectual, vigilancia tecnológica e inteligencia competitiva, servicios de investigación en las universidades y centros de desarrollo tecnológico aplicados a la industria, desarrollo de prototipos, consultoría en ideación y gestión de la innovación, escalamiento de tecnologías, y otros servicios prestados por instituciones que llevan varios años en el sistema y algunas que han surgido gracias al dinamismo que viene fortaleciéndose en la ciudad en materia de innovación.

Si logramos que solo el 5 % del total de las empresas registradas en Cámara de Comercio, que rondan las 95.000, decidan invertir una cifra determinada de dinero y nombrar un responsable de innovación en sus empresas, estoy seguro que el salto que daremos será sorprendente, ya que esto hará que se incremente la inversión en Investigación, Desarrollo Tecnológico e innovación -I+D+i – y, por supuesto, se desarrollen nuevos productos y servicios en el aparato productivo empresarial.

Este es un post publicado por “El colombiano”, para continuar leyendo haz clic en el enlace

Deja un comentario